Pros y contra de la luz del sol

Pros y contra de la luz del sol

Como sabemos, el sol es fundamental para nuestra vida, pues nos proporciona grandes beneficios y nutrientes para nuestro cuerpo. Sin embargo, antes de exponernos a la luz solar, debemos considerar los contra que la radiación puede provocar en nuestra piel, ya que los rayos ultra violeta tienen efectos bastante dañinos para nuestra epidermis.

Pero esto no puede impedir que disfrutes de un hermoso día soleado, solo es necesario utilizar suficiente protector solar en tu cuerpo, sobre todo en zonas específicas que estén más expuesta al sol. Es fundamental usar protección solar con el factor indicado para tu piel.

Si tú tomas baños de sol con un tiempo prudente, estás recibiendo múltiples beneficios como:

  • La vitamina D: Potente vitamina que contribuye a la fijación del calcio en tus huesos la cual es indispensable para fijar el calcio en nuestros huesos. 15 minutos al día son suficientes para recibir este beneficio.
  • Trabaja con tu ánimo: La luz del sol es un excelente aliciente para la depresión.
    Por otro lado tomar el sol en exceso y en horas donde esta está más fuerte, puede ser sumamente perjudicial para ti, ya que podrías obtener quemaduras solares y enfermedades de la piel como fotosensibilidad, fotoinmunosupresión; además de enfermedades pigmentarias.

La radiación UVB estimula, particularmente, el bronceado de nuestra piel, pero también es la principal causa de las quemaduras solares, las que sufrimos al exponernos por mucho tiempo a la luz solar. Por su parte la radiación UVA es la más peligrosa de todas, ya que aunque no causa dolor, penetra en nuestra piel más profundamente, acelerando el envejecimiento de la piel, lo cual puede provocar en tu piel intolerancia al sol, este padecimiento se conoce como alergia solar, también están las enfermedades pigmentarias, como las manchas o la melasma.

Para evitar sufrir los daños a causa del sol te sugerimos lo siguiente:

  • Busca siempre la sombra y evita exponerte por mucho tiempo en el sol, especialmente en las horas en que este está con más intensidad.
  • Debes aplicarte la cantidad suficiente de protector solar, de preferencia unos 20 minutos antes de exponerte al sol. Debemos repetir las aplicaciones con frecuencia y generosamente, sobre todo después bañarte y secarte con la toalla.
  • Si tienes bebés o niños pequeños, no lo expongas directamente al sol.
  • Protégete con el protector solar, gafas de sol y sombreros, recuerda que el rostro es muchísimo más delicado que la piel de tu cuerpo.
  • Compra protectores solares con el nivel de protección indicado para tu tipo de piel, puedes adquirir estos productos en supermercados o en farmacia-frias.com a un costo accesible.

En cuanto a la hidratación, si inevitablemente vas a estar mucho tiempo en el sol, es sumamente necesario que te mantengas bien hidratado, o correrás el riesgo de sufrir una insolación o padecimiento de los riñones a causa del calor.

Existen algunos alimentos que pueden ayudarnos a cuidar nuestra piel del sol gracias a sus propiedades y vitaminas. Algunas moléculas naturales como la vitamina C, la cual la encuentras en vegetales y frutas; los carotenos y la vitamina E que tienen propiedades que nos protegen del sol.